Los mejores zoos de Europa

Casi todas las grandes ciudades del mundo tienen un zoológico, un parque dedicado al cuidado de animales exóticos fuera de su entorno natural. Siempre controvertidos, los zoos han evolucionado mucho desde sus orígenes en la antigüedad, cuando eran las colecciones privadas de reyes y poderosos nobles. En 1664 se inauguró por encargo de Luis XIV la que se considera la primera casa de fieras, la de Versalles, la conocida ménagerie Royale. En el siglo XIX con la construcción del London Zoo en Regent's Park en 1828, se inicia un nuevo periodo de zoológicos científicos. Años más tarde, en 1847, con la apertura al público, comienza a funcionar también como institución lúdica y educativa. Actualmente los zoológicos siguen siendo lugares recreativos y educativos pero sobre todo son centros de investigación y conservación, con una destacada labor en la protección de especies en peligro. Las jaulas han desaparecido y se recrean los hábitats originales de los animales en espacios en los que las barreras están muy bien disimuladas. Se procura el bienestar de los habitantes y el entretenimiento de los visitantes. Rumbo te ofrece hacer un repaso a algunos de los mejores zoos de Europa para que los tengáis en cuenta si viajáis por el viejo continente en las próximas vacaciones.

zoo de berlin hipopotamo
zoo de berlin hipopotamo

Jardín Zoológico de Berlín

El más antiguo de los zoos alemanes es también el que posee el mayor número de animales en el mundo, 19,500 de 1,500 especies diferentes. Abrió sus puertas en 1844 con los animales que donó el rey Federico Guillermo IV. La entrada se hace por la Budapester Strasse y su impresionante portada con dos elefantes de piedra sobre los que se levantan dos columnas y un arco o, por la Puerta de los Leones en la Herdenbergplatz. Una vez dentro todo es igualmente espectacular, el mayor aviario del mundo, la casa de predadores, el hábitat de los rinocerontes blancos y negros o el del panda gigante. Se pueden realizar itinerarios temáticos siendo uno de los más solicitados el que permite alimentar a los pequeños monos. Junto al zoo el acuario, también muy interesante con varias especies de tiburones, pirañas y peces de arrecife. Situado en el distrito Mitte es fácilmente accesible por S-Bahn, estación Zoologischer Garten. La entrada cuesta unos 13 euros solo para el Zoo y 20 la combinada con el Acuario.

Bioparc de Valencia leon
Bioparc de Valencia leon

Bioparc Valencia

Uno de los zoos más modernos de Europa lo tenemos muy cerca, en Valencia. Inaugurado hace solo 7 años, Bioparc ya ocupa los lugares más altos entre los mejores parques de animales del mundo y es una visita obligada en la Capital del Turia. Planificado con el concepto zoo-inmersión, en Bioparc se procura, primero el bienestar de los animales, con amplias y fidedignas representaciones de sus hábitats en las que se cuida hasta el más mínimo detalle y que están consiguiendo comportamientos que no suelen darse en situaciones de cautividad. Todo esto sin descuidar a los visitantes para los que el recorrido es muy cómodo y la experiencia espectacular. En Bioparc Valencia las barreras están ocultas y se consigue la sensación de estar en un ecosistema natural, olvidándonos de que está recreado. Podemos ver correr a las cebras, las gacelas y las livianas e impresionantes jirafas mientras la familia de leones vigila desde lo alto. Pasearemos junto a los lemures, nos darán la bienvenida las suricatas y podremos observar a las familias de elefantes y primates sin molestarles. Bioparc cumple una importante función en la conservación de especies en peligro y participa en programas a nivel mundial. Por otro lado tiene una gran actividad educativa con una especial atención a los niños. Está situado junto al Parque Cabecera y es accesible en coche y en transporte público. La entrada cuesta 23,80 € para adultos aunque no es difícil encontrar diferentes ofertas.

Zoo de Chester cría de jirafa Rotschield
Zoo de Chester cría de jirafa Rotschield

Chester Zoo

El parque zoológico más vistado en Reino Unido es el de Chester en el noroeste de Inglaterra. Inaugurado en 1931 cuida de unos 12,500 animales de 400 especies diferentes, algunas de las más amenazadas del mundo. Su labor en la protección de la fauna en peligro y la reproducción de especies en cautividad le sitúa entre los mejores zoos del planeta. Destaca porque fue pionero al tratar de recrear el hábitat de los animales, por su extensión y su precioso diseño con una variadísima flora adecuada al hábitat de los diferentes animales. Solo los jardines compensan la visita. Lo mejor para hacerte una idea precisa de lo que vas a visitar es tomar el monorail, el Zoofari monorail, un viaje alrededor del parque a la altura de los ojos de las jirafas. Durante el verano también se puede hacer un paseo en barca en el Waterbus. Por su tamaño y las exhibiciones es difícil abarcarlo totalmente en una visita de un día, por lo que se recomienda pernoctar en Chester para disfrutarlo completamente. Las entradas cuestan algo más de 20 euros y es mejor comprarlas online ya que suele haber buenos descuentos. En el interior dispones de varios kioscos de comida y bebida, así como una tienda de souvenirs. Son muchos los zoos que merece la pena visitar en Europa: el Loro Parque del Puerto de la Cruz, el Zoo de Praga, la Casa de Fieras de Viena, el Welsh Mountain Zoo en el norte de Gales o el Zoo de Basilea están siempre en la lista de los más recomendables del mundo. No dejes de comprobar si en tu próximo destino hay uno interesante, es una atracción fantástica para disfrutar de un día en familia.