Las mejores rutas para recorrer Lanzarote en bici

Desde hace unos años, el cicloturismo se ha ido asentando en gran parte de Europa. Descubrir nuevos lugares a golpe de pedal es una de las maneras más sanas de viajar. Sin embargo, es cierto que para disfrutar de un viaje así se deben cumplir una serie de requisitos: tener una forma física decente, que te guste montar en bicicleta y que el lugar que vas a visitar tenga unas características orográficas y una extensión que permitan recorrerlo en bicicleta.Sin duda, Lanzarote cumple esta última condición.

costa de lanzarote
La isla más cercana a África de todas las Canarias es ideal para recorrerla, a tu ritmo, en bicicleta. Sus dimensiones son más que asequibles – 60 km de norte a sur y unos 35 de este a oeste – y es bastante llana, teniendo como punto más elevado las Peñas del Chache, al norte de la isla, con 671 metros sobre el nivel del mar.En Lanzarote entrenan muchos triatletas internacionales (de hecho es casi más barato coger vuelos baratos a Lanzarote desde lugares como Irlanda, que desde España) y se celebra una de las pruebas más duras del mundo: el Iron Man de Lanzarote. Por ello es normal encontrarte ciclistas en sus carreteras.Lanzarote es un ejemplo de desarrollo turístico en armonía con la naturaleza. Su paisaje lunar no se ve interrumpido por grandes complejos hoteleros que destrocen su encanto, habiendo sido declarada (la isla en su totalidad) Reserva Natural de la Biosfera  por la UNESCO.Partiendo de la capital, Arrecife, te propongo en Rumbo una bonita ruta para descubrir lo mejor de Lanzarote:

Lagomar

lagomar en lanzarote islas canarias
 Poniendo rumbo norte por la LZ1, pasamos la fundación César Manrique y la localidad de Tahíche antes de llegar al restaurante Lagomar. Sin embargo, este no es un restaurante cualquiera.Sus distintas salas y dependencias están excavadas en la roca de una especie de colina que sirve de mirador. Detrás de cada esquina de este laberinto puede aparecer una pequeña mesita con velas. Este lugar fue uno de las casas propiedad del afamado actor Omar Shariff, pero dice la leyenda que la perdió al apostársela en una partida de cartas.El mejor momento para visitar Lagomar es el atardecer. Disfruta de las vistas y después tómate un buen cóctel en su bar, antes de que llegue la cena. No encontrarás otro lugar más romántico en Lanzarote.

Jameos del Agua y Cueva de los Verdes

jameos del agua lanzarote islas canarias
 Pasada la localidad de Teguise, podemos girar a la derecha para regresar a la LZ1 o seguir recto por la LZ10 hasta llegar a Haría. La segunda opción es un recorrido más escarpado que pondrá a prueba vuestras piernas. De ambas maneras llegarás a Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes, muy cercanas entre sí.Jameos del Agua es una de las obras más excelsas del gran César Manrique. Este artista polivalente nació en Lanzarote y dedicó su vida a ensalzar la belleza natural de la isla. Jameos es una buena prueba de ellos.Adornó las cavidades subterráneas naturales y creó una especie de oasis en la roca volcánica. En su laguna interior, habitan unos pequeños cangrejos, albinos y ciegos, que sólo se han encontrado en las oscuras profundidades de las fosas abisales. Nadie sabe cómo llegaron a parar a este lugar.A unos kilómetros de aquí se encuentra la Cueva de los Verdes, que se originó como consecuencia de la actividad eruptiva del volcán de La Corona, hace unos 4.000 años. Se trata de un túnel volcánico, de unos 6 km de largo, que va desde el cónico volcánico al mar.La parte visitable es de 1 km y el recorrido ha sido diseñado por el artista local Jesús Soto. La iluminación dispuesta le da un toque mágico a la gran cantidad de peculiares estructuras pétreas que jalonan el túnel.

Órzola y La Graciosa

la graciosa lanzarote islas canarias
 Continuamos pedaleando hacia la punta noreste de Lanzarote. Desde el pequeño puerto pesquero de Órzola parte, varias veces al día, el ferri que lleva a la isla de La Graciosa.Embarca la bici en él y, tras 20 minutos de viaje, desembarca, montado en ella, en Caleta de Sebo.La Graciosa es un paraje natural inigualable. Colinas de distintos colores custodian un par de rutas de arena que recorren esta minúscula isla. No encontrarás vehículos a motor (salvo algunos todoterrenos que tienen permiso especial) y podrás explorar con tu bici las playas y calas naturales en las que apenas encontrarás gente.Para mí, el secreto mejor guardado de la isla.

La Geria

la geria lanzarote islas canarias
 Regresando al puerto de Órzola, toca pedalear con ritmo para atravesar el centro de la isla de Lanzarote. En Teguise dejas la LZ10 y tomas la LZ30. El paisaje de rocas grises y ocres se ve salpicado por pequeñas casas blancas. Parece que pedaleas por la superficie de la Luna.Tras pasar el Monumento del Campesino y el Museo del Vino entras en la zona de La Geria, donde sus habitantes han encontrado la forma de convertir la tierra abrasada en fértil.En La Geria, la ceniza que cubre la capa superficial de la tierra retiene la humedad de la noche y la traspasa a la tierra. Durante el día, la protege del calor, convirtiendo el terreno en apto para plantar la vid. Los agricultores levantan un pequeño muro de piedra, de forma circular, entorno a cada planta, con el fin de protegerla del fuerte viento que suele barrer la isla.El resultado es un vino de gran calidad. Visita alguna de las bodegas de la zona y realiza una cata.

Parque Nacional de Timanfaya

timanfaya lanzarote islas canarias
 Deberás desviarte de nuevo hacia el norte para visitar el lugar más turístico de Lanzarote.El Parque Nacional de Timanfaya, con una extensión de unos 50 km cuadrados, agrupa más de 25 volcanes. En la entrada podrás probar la experiencia de dar una vuelta montado en camello. Las normas impiden recorrer la ruta turística del parque sobre tu bicicleta, así que deberás cambiarla por el autobús, que tiene la ventaja de tener una audioguía que te explicara todo lo que debes saber sobre Timanfaya.Cuando acabes el tour, acércate al restaurante El Diablo y aprovecha para reponer fuerzas probando alguna de las carnes cocinadas a la parrilla con el calor que emana de la tierra volcánica.

Playa del Papagayo

playa del papagayo lanzarote islas canarias
 Pedaleando ahora hasta el extremo sur de Lanzarote, llegas al área protegida de Los Ajaches, donde encontrarás una serie de calas de arena blanca. La más bonita de ellas es la del Papagayo.Tras recorrer una ruta de piedra y arena, llegarás a una pequeña cuesta que desciende hasta la playa. Cárgate la bici al hombro y no tengas miedo.La arena dorada de Papagayo y sus aguas claras son la recompensa del final de ruta. No te olvides de llevar gafas de bucear y tubo en tu mochila. El fondo marino de Papagayo tiene rocas entre las que abunda la fauna. El final de tu vuelta a la isla te llevará a pasar por Puerto del Carmen, donde se aglomeran gran parte de los apartamentos turísticos y hoteles baratos en Lanzarote, frente a otra de las escasas playas de arena dorada.No tengas prisa por completar tu ruta. Lanzarote es una maravilla que exige bajar el ritmo y disfrutar.