Guía de Narbona, una ciudad con encanto al sur de Francia

Narbona, una ciudad con encanto al sur de Francia que desde Rumbo.es te invitamos a conocer y descubrir en un viaje imaginario donde además de descubrir su historia, disfrutar de sus paisajes y también de su tradicional gastronomía que incluye los excelentes vinos de la región.

canales en narbona
Narbona autor Marimbajlamesa flickr.com creative commons

Atravesada por el canal de la Robine, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Narbona fue en época de la conquista romana la capital de la Galia, posteriormente fue un centro religioso de importancia y durante la Edad Media se consagró como una ciudad comercial, pasando a formar parte de Francia a comienzos del siglo XVI

Perteneciente al departamento de Aude, en la región de Languedoc-Rosellón, Narbona, con una estratégica ubicación sobre el litoral de una de las zonas más turísticas de Francia, dispone también de cinco kilómetros de playa, ideal si piensas visitar esta ciudad durante el verano.

Narbona, más de dos mil años de historia

Narbona, una bonita ciudad del sur de Francia te invita a transitar por sus calles y descubrir en cada rincón más de dos mil años de historia. Desde su fundación por los romanos fue parada obligada para viajeros y comerciantes y hoy recibe miles de turistas cada año que pueden deleitarse con su historia, monumentos, cimientos romanos y bonitos paisajes.

La denominada Via Domitia sigue aún presente en el corazón del casco histórico de Narbona y es allí donde puedes comenzar el recorrido que también te llevará hasta las galerías subterráneas del antiguo Horreum, un lugar increíble que mezcla el estilo galo y clásico.

Catedral de Saint Just et Saint Pasteur en narbona
Catedral de Saint Just et Saint Pasteur

Visita también el antiguo foro de la ciudad hoy Plaza del Forum presidida por la estatua de Rómulo y Remo y descubre los monumentos más importantes de la época medieval, época en que la ciudad comienza su periodo de esplendor arquitectónico reflejado en el Palacio de los Arzobispos, un complejo monumental que incluye el Palacio Viejo y el Nuevo, el Ayuntamiento, las torres de la Magdalena y de San Marcial

Después de visitar el Palacio de los Arzobispos no te pierdas la majestuosa Catedral de Saint-Just-et-Saint-Pasteur, de estilo gótico destaca por sus imponentes torres, un imponente edificio y la cuarta Catedral más alta de Francia.

Museos de Narbona

Varios museos existen en Narbona y todos ellos tienen en común el objetivo de conservar, restaurar y presentar al público exposiciones permanentes y temporales.

  • Museo de Arte y de Historia: Este museo funciona en el Palacio de los Arzobispos y podrás admirar un excepcional conjunto de más de cien pinturas orientalistas única en Francia.
Iglesia en Narbona
Iglesia en Narbona autor Antonio Campoy flickr.com creative commons
  • Museo Arqueológico: Aquí tendrán la oportunidad de apreciar una colección fantástica de pinturas murales encontradas en suelo narbonense tras décadas de excavaciones.
  • Museo Horreum romano: Reconocido con el status de museo en 1975 te sorprenderás recorriendo sus almacenes subterráneos galo-romanos que han sido conservados con especial esmero. Aquí se guardaban granos y aceite. Además, gracias a la cualidad de humedad que poseen estas galerías eran utilizas para la conservación del vino.
  • Museo Lapidario: Fue armado a partir del desmantelamiento de las murallas de Narbona y están expuestos 1300 elementos lapidarios de los galos y los romanos, todos provenientes de los viejos monumentos de la ciudad. Un viaje increíble y un espectáculo audiovisual que te llevará en un viaje imaginario desde la Narbona Romana hasta la del Renacimiento, gracias a luces, música e imágenes que buscan sumergirse en la historia.
  • Casa de Charles Trenet: Diferente al resto de los museos de Narbona, aquí podrás conocer la historia de Charles Trenet conocido popularmente como “el padre de la canción francesa”. La casa conserva buena parte del mobiliario de la época y muestra el estilo y filosofía de vida de este personaje.

Narbona y el arte del buen vivir

Narbona, no solo está orgullosa de su pasado sino que también ha sabido mantener un atractivo especial que invita a los turistas a conocer el arte del buen vivir reflejado en su gastronomía y excelentes vinos.

Gastronomía de Narbona
Gastronomía autor Zspnrdwa Krosno flickr.com creative commons

Visita el mercado cubierto de Narbona, un espacio con más de un siglo de antigüedad y totalmente restaurado que abre cada mañana y ofrece los más variados productos, desde productos locales como aceitunas, ostras, sardinas y miel hasta hierbas aromáticas como el tomillo y el romero que dan sabor y aroma a la más exquisita culinaria típica de la región.

También podrás comprar los mejores caldos provenientes de sus bodegas, ya que Narbona posee vinos con Denominación de Origen como el Coteaux du Languedoc / Clape, el Coteaux du Languedoc / Quatourze y el Corbieres.

Canal de la Robine y el Puente de los Comerciantes

Atravesando la ciudad el Canal de la Robine, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, conecta el Canal du Midi y brinda uno de los elementos más representativos del paisaje con varios puentes que conectan ambas orillas. Este canal es hoy un paseo urbano donde puedes alquilar una embarcación y recorrer la ciudad admirando sus riquezas monumentales y arquitectónicas desde otra perspectiva.

narbon canales
Canales de Narbona autor Marimbajlamesa flickrcom creative commons

El Puente de los Comerciantes (Pont des Marchands) es sin lugar a dudas el más pintoresco y el arco de piedra es el único de los siete existentes originalmente que aún queda sobre el río Aude y es uno de los pocos puentes habitados que existen hoy en Europa con una larga historia comercial.

Narbona Natural y fluvial

Rodeada de lagunas, pinares, estanques y viñas, reserva un día en tu itinerario recorriendo Narbona para descubrir la naturaleza, practicar senderismo y conocer por ejemplo los macizos de Clape de Fontfroide.

También podrás disfrutar e las tranquilas aguas navegando el Canal de la Robina, si decides alquilar una embarcación eléctrica para recorrerlo o bien hacer un paseo a pie o en bicicleta para conectarte con la tranquilidad y la naturaleza de la zona. A sólo 15 kilómetros de Narbona se encuentra la estación balnearia de Narbona-Playa, un sitio perfecto durante los días cálidos para disfrutar del sol y el mar.

Playas de Narbona
Playas de Narbona autor Patrick Nouhailler flickr.com creative commons

Narbona, conocida como la “Ciudad de arte y de historia” es un destino turístico con excelentes propuestas de ocio, culturales y gastronómicas, tenla en cuenta para tus próximas vacaciones o para una escapada de fin de semana.