7 viajes para un fin del verano perfecto

Viajar a finales de verano o incluso principios de otoño tiene muchas ventajas: menos gente, temperaturas igualmente buenas y, lo mejor de todo, la posibilidad de pagar menos gracias a precios off season que, a diferencia de meses como julio o agosto, permiten a veraneantes tardíos poder disfrutar de unas merecidas (e incluso mejores) vacaciones.

Islas mediterráneas, ciudades europeas y más de un atardecer se cuelan en los siguientes 7 lugares para despedir el verano y a los que te acercamos en una época en la que disfrutar de las vacaciones se convierte en una jugada más que acertada.

1.-Santorini (Grecia)

isla de santorini en grecia
Isla de Santorini en Grecia

La isla más famosa de las Cícladas, en el mar Egeo, es un hervidero de turistas durante los meses de verano, razón por la que visitarla a finales de verano se convierte en la mejor opción gracias a un ambiente más relajado, temperaturas menos agresivas (aún así, los 30º en octubre es de lo más normal) y el encanto de pueblos blancos como Oia, teñido por el considerado como mejor atardecer del mundo. Paseos románticos entre las terrazas, paseos en burro y jornadas en su famosa Playa Roja son otros pasatiempos con los que complementar nuestra visita a la isla en cuya Caldera muchos siguen señalando la presencia de la legendaria ciudad de la Atlántida.

2.-París (Francia)

catedral de sacre coeur en montmartre paris
Montmartre, en París: Vistad del Sacre Coeur. / Fotografía de Daniela Linssen.

La capital francesa es un lugar visitable en cualquier momento del año gracias a sus temperaturas suaves en verano o el despliegue mágico de las fiestas navideñas en lugares como Campos Elíseos o Disneyland. Sin embargo, ¿por qué habría que ir a París a finales de verano? Una palabra: VINO. La Fiesta de la Vendimia de Montmartre, una de las más famosas de Francia, permite visitas limitadas cuya mejor recompensa no ses sólo ser testigo de los rituales vinícolas sino de una buena copa de Sauvignon en el corazón de la Ciudad del Amor. ¿Podrás resistirte?

Si te lo planteas, incluso visitar Disneyland París en Halloween en familia puede ser un plan incluso aún mejor.

3.-Múnich (Alemania)

festival oktoberfest en munich alemania
Festival Oktoberfest en Munich, Alemania

Aunque el famoso Oktoberfest damos por sentado que comienza en el mes que le da nombre, lo cierto es que la fecha cada vez se ha ido adelantando más, hasta tal punto de que la edición de este 2016 comience el 17 de septiembre y termine el 2 de octubre en la mayoría de ciudades alemanas, especialmente Múnich. Vestirse de tirolés, beber cerveza a raudales y comernos una salchicha bajo carpas bulliciosas en la ciudad más cosmopolita del país germano es un plan que no puede faltar para finales de verano.

Ver vuelos a Munich aquí.

4.-Bergen (Noruega)

de crucero por los fiordos noruegos
De crucero por los  Fiordos  Noruegos

La segunda ciudad más grande de Noruega se enclava en el corazón de los famosos fiordos, pudiendo optar por escalar acantilados entre cuyos senderos se cuelan manantiales de agua y las ninfas cantan en la entrada de las cuevas. Pero lo mejor de todo reside en su potencial tanto para quedarse como para emprender en dirección al norte la caza de uno de los fenómenos naturales más bellos del mundo: las auroras boreales que comienzan a teñir los cielos nórdicos desde finales del mes de septiembre hasta marzo. Imprescindible.

5.-Estambul (Turquía)

atardecer en estambul turquia
Atardecer en  Estambul, Turquía

El problema de un país rodeado de tres mares (el Negro, Egeo y Mediterráneo) reside en el hecho de que visitarlo durante los meses de verano puede volverse algo insoportable A su vez, descubrir el exotismo de la puerta de Europa en un lluvioso enero tampoco es lo mismo. ¿Solución? Visitar la capital turca, su Gran Bazar y la basílica de Santa Sofía a finales de verano, reservando unos días para visitar la Capadocia y los baños termales de Pamukkale con vistas a uno de los mejores atardeceres del mundo.

Ver ofertas de vuelos a Estambul.

6.-Santiago (España)

santiago de compostela españa
Santiago de Compostela 

Plantearse realizar el camino de Santiago de junio a agosto no es una mala idea. . . si no te importa andar bajo altas temperaturas y pelearte por un hueco en algún albergue. El hecho de que los niños vuelvan al colegio y los padres al trabajo en septiembre te permite recorrer las rutas del Camino de Santiago con mayor tranquilidad y un mayor fresquito (que no frío), disponer de mayor espacio en los alojamientos y convertir el viaje en una experiencia mucho más abordable. Si, por otra parte, prefieres viajar a Santiago exclusivamente, la cantidad de vuelos y buenos precios para viajar a la ciudad gallega (o volver del Camino), sus muchos encantos históricos o sus paradores se convierte en otro plan más que acertado.

7.-Ibiza (España)

cala-conta-en-ibiza
Cala Conta, en Ibiza. 

Viajar a Ibiza a finales de verano es una gran opción por varios motivos: precios que descienden considerablemente, fiestas igual de animadas y unas playas que aún contienen la calidez del verano. La Pitiusa es ideal para un fin de semana en pareja que te permita seguir disfrutando de su encanto hippie e incluso apostar por una casa rural como parte del proyecto agroturístico que la isla lleva fomentando durante los últimos años. A su vez, cualquier destino del Levante español merece ser descubierto durante esta época dadas las buenas temperaturas y la escasez de gente.

Estos 7 lugares para despedir el verano obedecen a unos eventos o acontecimientos concretos, si bien la escasez de gente en comparación a otros meses, los bajos precios y las buenas temperaturas aseguran una experiencia más que recomendable si aún no te has ido de vacaciones.

O si quieres repetir.

Si caen muchas cervezas en Oktoberfest, tener un hotel en Munich os será de gran ayuda, por cierto.