Esquí para todos los bolsillos

Esquiar se ha convertido en un deporte muy atractivo para miles de familias, gracias a la abundancia de ofertas, cursos y destinos. Desde Rumbo os proponemos seis destinos diferentes para disfrutar del Puente de San José y Semana Santa desde 97 euros por persona. Además, recuerda que este año podréis aprovecharos de ventajas muy interesantes: pago fraccionado (en tres veces y sin intereses), un descuento especial del 5% en todos los paquetes de hotel+forfait y cuatro seguros en uno con Sky Plus desde 10 euros.

Astún. Centro de Interés Turístico Nacional desde 1975, el Valle de Astún fue la primera región de España en desarrollar actividades relacionadas con la nieve, creando una leal competencia con Candanchú. La última temporada recibió más de 320.000 clientes y en numerosas ocasiones ha acogido de importantes eventos y competiciones deportivas de carácter nacional e internacional.
Boí Taüll.
Boí Taüll tiene las cotas más altas del Pirineo (2.751m. cota máxima y 2.020m. cota mínima) y una privilegiada situación encarada al norte que le proporcionan una nieve de excelente calidad. Además, tiene uno de los snowparks más completos del Pirineo, con muchas y variadas experiencias.
Grandvalira
. La estación andorrana, fundada por el campeón de esquí Francesc Viladomat, instaló el primer telesquí en la cima de Coll Blanc en 1956, movido por el motor de un camión. En los años 80 incorporó los primeros cañones de nieve automáticos y en 1983 se unieron las propietarias de Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-el Tarter para constituir el dominio esquiable más grande de los Pirineos –Grandvalira –que desde entonces no ha parado de crecer y ofrece experiencias relacionadas con la nieve y la alta montaña los 365 días del año.
Cauterets
combina el disfrute del esquí con un paisaje urbano muy atractivo. Su arquitectura típica del siglo XIX, sus grandes hoteles y sus fachadas monumentales han permitido a Cauterets conservar y realzar toda la riqueza de su patrimonio. Escuelas de esquí, paseos de raquetas y esquí de fondo son sólo algunas de las opciones de esta singular estación.
Vallnord
cuenta junto con el esquí, eje central de su actividad, con actividades para todas las edades para completar la jornada u ofrecer alternativas a la práctica del deporte blanco: buggies, motos, tándem, raquetas, sky bike, trineos e incluso submarinismo bajo hielo para los más aventureros. Dispone de un servicio gratuito de autobuses que une los tres principales sectores de la estación, de forma que los huéspedes tengan a su alcance todas las opciones de deporte y entretenimiento.
Chamonix
. Allí se encuentra el Mont Blanc (4.810 metros de altura), conocido también como el “techo de Europa”. Chamonix ofrece miradores excepcionales a los que se accede con remontes y rutas a pie, con diferentes paisajes y glaciares que abarcan una superficie de 125 km2 y presiden todo el valle de Chamonix. Son gigantes de hielo evocadores y sorprendentes como el Bossons (la mayor cascada de hielo de Europa) o el Mer de Glacé (lugar de peregrinación de aventureros desde finales del siglo XVIIII).