5 escapadas en tren para un fin de semana 

Cómodo, rápido y conecta algunas de las ciudades con más encanto de España ¿qué más se podría pedir? El tren es uno los medios de transporte más eficientes y con mejor relación calidad-precio. A esto hay que añadir el hecho de que las líneas de alta velocidad van a más y a día de hoy ya podemos contabilizar alrededor de 3.100 kilómetros de estas vías férreas y una cuarentena de estaciones en servicio. Esto no puede suponer más que una cosa, que estamos ante el mejor vehículo para disfrutar del fin de semana. En este post os proponemos 5 destinos de lo más sugerentes para viajar dos o tres días. Están muy bien comunicados gracias al tren y son estupendos planazos de fin de semana. ¿Nos subimos al vagón de este tren que está a punto de salir?

1.-Antequera. Málaga 

El pasado verano los dólmenes de Antequera se convertían en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, siendo este el primer reconocimiento de tal magnitud recibido en la provincia de Málaga. Este conjunto megalítico es uno de los atractivos de Antequera, la primera parada AVE que os sugerimos. El municipio es atractivo tanto por su riqueza arquitectónica, histórica y cultural como por sus paisajes y tesoros naturales.

Escapadas en tren: Antequera
Foto: Turismo.antequera.es.

Podemos establecer la primera toma de contacto con el pasado y el presente de la ciudad en el Museo municipal, que ocupa el espectacular Palacio de Nájera. 5.000 metros cuadrados en los que tiene tanto valor el continente, el edificio en sí, como el contenido, las piezas que aguarda. Dirección: Plaza del Coso Viejo, Málaga. Otras de las visitas imprescindibles son el conjunto amurallado, su Alcazaba y la torre del Homenaje; el Palacio Consistorial, que ocupa el que fuera convento de Terceros Franciscanos, un precioso conjunto monástico que se conserva muy bien, con el patio claustral y la escalera principal como los grandes valores del complejo; sus casas señoriales y palacios, como el de la Marquesa de las Escalonias, la casa del Barón de Sabasona, la Bouderé, la del Conde Colchado, la de los Pardo… El Archivo Histórico Municipal ocupa el Pósito, el que fuera antiguo almacén de trigo (siglo XVII) y no podemos perdernos otros puntos clave como el Hospital de San Juan de Dios o la Plaza de Toros. Como apuntábamos en Antequera podría decirse que la arquitectura civil compite en atractivo con la natural, por así decirlo. Está el Paraje Natural del Torcal, que se considera una de las muestras más importantes de paisaje kárstico de Europa. Lo forman rocas calizas que han ido generando grietas y sistemas de fallas que dan lugar a callejones. Las rocas han ido tomando formas muy curiosas y esta zona es a día de hoy un lugar de gran valor natural, con más de 664 especies de plantas y por el ecosistema en su conjunto, con gran variedad de aves, reptiles, entre otros. Podemos pasar por el Centro de Visitantes para conocer mejor todo este fenómeno…

escapadas en tren: Dolmen de antequera
Dolmen, Antequera

Los dólmenes de Antequera son los otros grandes tesoros naturales de la comarca. El de Menta se levantó hace unos 6.000 años y es un enorme sepulcro de galería. En julio de 2016 se nombraron Patrimonio de la Humanidad y sin lugar a dudas es de los grandes atractivos que tiene el término municipal. Por último, cerquita de aquí nos encontramos con el célebre Caminito del Rey. Este puede incluirse dentro de la escapada en tren de fin de semana a Antequera, pues se sitúa en Ardales, una localidad muy cercana a esta. La pasarela ofrece unas vistas y paisajes que dejan sin palabras y aquí está también el Desfiladero de los Gaitanes y la Garganta del Chorro, de unos tres kilómetros de longitud y a una altura de hasta 400 metros. Twitter turismo de antequera Ver Hoteles en Antequera.

2.-Cuenca

“Cuenca abstracta, pura, de color de plata, de gentiles piedras, hecha de hallazgos y de olvidos –como el mismo amor–, cubista, medieval, elegante, desgarrada, fiera, tiernísima como una loba parida, colgada y abierta. Cuenca, luniosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinita, igual, obsesionante, hidalga; vieja Cuenca”. Con estos versos de Camilo José Cela resonando en mi cabeza os animo a bajar del tren para perderos por la “cubista” y “alada” ciudad de Cuenca, que cuenta con uno de los principales conjuntos monumentales de España.

Espada en tren: Cuenca casas colgantes
Casas colgantes en Cuenca

La urbe castellanomanchega es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996, un título más que merecido por su casco histórico. Su ‘cara’ más conocida son las casas colgadantes, todo un símbolo de la ciudad, auténticas joyas de la arquitectura gótica popular. Estás construidas en mampostería con sillares en las esquinas y asentadas en ménsulas y se asoman al río desde balcones que parecen flotar en la nada. Se pueden visitar tres de ellas: la casa de la Sirena y las casa del Rey. Más información.

Escapadas en tren: catedral de cuenca
Catedral de Cuenca

Hay otros muchos rincones monumentales que visitar por tierras conquenses, desde la imponente catedral de Santa María la Mayor a la plaza mayor, la iglesia de la Virgen de la Luz, que es una de las obras más importantes del rocoso religioso, el museo provincial… Y qué decir de sus fiestas, que pueden ser la excusa perfecta para preparar este viaje. La más cercana es la Semana Santa, que está declarada de Interés Turístico internacional, con unos orígenes datados a principios del siglo XVII. Se acercan esas vacaciones y puede ser un buen plan para disfrutar en el mes de abril. Otro momento interesante para pasar por estos lares es la Fiesta de San Mateo, las celebraciones más populares de la ciudad, que son a principios del mes de agosto.

3.-Palencia

Una de las grandes desconocidas pese a su gran belleza monumental y arquitectónica. La bella Palencia se sitúa a apenas 235 kilómetros de Madrid y puede presumir de ser una ciudad AVE hacia la que os animamos a llegar. Se extiende por la llanura de Tierra de Campos, a orillas del río Carrión, y la capital de provincia es una urbe señorial en la que es fácil dejarse llevar por su ambiente tranquilo y sus espectaculares edificios y viviendas a uno y otro lado de la calle. A su catedral se la conoce como ‘la bella desconocida’, en la calle Mayor, principal arteria comercial del centro palentino; está el ayuntamiento, en plena plaza mayor, la iglesia de San Miguel y la de San Francisco, la iglesia de San Lázaro, el Teatro Principal y el Museo Arqueológico.

escapadas en tren: Palencia
Palencia

Esto en los que compete a la capital. La provincia al completo invita a recorrer parajes naturales muy singulares y muestras muy valiosas del románico palentino, los 70 kilómetros del Camino de Santiago que discurren desde Burgos hacia León y otros muchos atractivos del territorio palestino. Desde Turismo de Palencia nos invitan a recorrer la región con hasta ocho rutas diferentes, según los gustos del visitante: El Cerrato Palentino; las Villas Romanas; el Camino de Santiago; la Montaña Palentina; el Canal de Castilla; Campos, tierra de iglesias, museos y castillos; el Románico Palestino; y Paseos de Andar por Casa. Web Turismo de Palencia Una vez decidido itinerario, podéis ya entrar en la web de Rumbo y reservar el pack ‘tren + hotel’ con total comodidad.

4.-Tarragona 

De Castilla y León nos vamos hasta Cataluña, concretamente a Tarragona, la que fuera una de las principales ciudades de Hispania durante el Imperio romano. Situada a orillas del Mediterráneo, en la Costa Dorada, este destino cuenta con el ‘Conjunto arqueológico de Tarraco’ como su máximo exponente y aval de cara al turismo. Él le ha granjeado el ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y desde aquí os animamos a partir en esta visita por la urbe.

Escapadas en tren: anfiteatro tarragona
Anfiteatro romano en Tarragona

Tarraco fue un antiguo asentamiento romano del que se conservan importantes restos y ruinas, con el anfiteatro romano como la estrella del conjunto. Anotad en la agenda el acueducto de les Ferreres, el arco de Berà, la cantera del Mèdol, el foro de la Colonia, las murallas de la ciudad, el pretorio y el circo romanos, la torre de los escisiones y las villas romanas de Centcelles y Els Munts.

Tarragona
Castillo frente al mar en Tarragona

Otro de los ‘espectáculos’ que hay que disfrutar en Tarragona son los castells, las construcciones de torres humanas, originarios de estos campos. Aquí hay cuatro ‘colles castellesteres’  se pueden contemplar en su máxima expresión en el Concurso de Castells de Tarragona, que ya va por su XXVII edición y que tiene lugar a finales de septiembre y principios de octubre, en la Tarraco Arena Plaça. Quienes quieran aprovechar este destino para tomar un poco el sol y pasear por sus playas, van a encontrarse en el lugar perfecto para ello: la provincia cuenta con 15 kilómetros de costa que combinan playas con pequeñas calas de aguas cristalinas y arena fina y dorada, lo que le ha valido el nombre de Costa Dorada. La belleza natural no es el único aliciente. Aquí existe una gran riqueza ecológica, por su fauna y su flora. Álamos blancos en el interior y casas y carrizales junto al Mediterráneo; respecto a los animales, más de 80 especies de aves se han identificado por este área. Se podría añadir mucho más, esto es apenas un aperitivo, pero os dejamos lo demás para el factor sorpresa y os animamos a reservar ya vuestros billetes de tren a Tarragona en nuestra agencia de viajes.

5.-Villena. Alicante

Dicen que no hay quinto malo y en este post os lo aseguramos, pues el destino número cinco de este listado de destinos para escapadas en tren para el fin de semana es otra de esas localidades un tanto desconocidas –desmerecidamente desconocidas– que hay por la Península Ibérica. En esta ocasión hay que bajar de la costa catalana hacia tierras valencianas, a la provincia de Alicante. Aquí se encuentra Villena, una localidad coqueta de apenas 35.000 habitantes a la que llega el tren desde 1858. Ahora también disfrutan de ser una ‘ciudad AVE’ y eso nos pone mucho más fácil el poder perdernos por un conjunto histórico compuesto por dos castillos, varias iglesias, ermitas, palacios y plazas.

Escapadas en tren: Villena
Villena, foto cedida Turismo Villena.

¿Qué podemos visitar en este municipio alicantino? El Castillo de la Atalaya, las iglesias de Santiago y de Santa María, el Santuario de las Virtudes y las ermitas de San José y San Antón. El Palacio Municipal, un edificio renacentista de principios del siglo XVI y esos lugares en los que se cuece el día a día de al ciudad, las plazas de Santiago y de las Malvas y la Plaza Mayor. Esta es un lugar lleno de magia, siguiendo la tradición de las plazas mayores españolas. destacan algunos de los edificios del lugar y una fuente y alberca semicircular del siglo XIX. Villena se caracteriza por una animada vida social y cultural. Pronto llegará su Semana Santa, con más de 150 años de antigüedad, y también celebran las fiestas de San Antón. Organizan un festival de títeres, semana de cine, festivales de misiva, ferias de muestras y otros eventos folclóricos. Aunque ahora queda un poco lejos, no queremos dejar de desear su calibre auto de los Reyes Magos, que se representa en la pedanía de las Virtudes el día 6 de enero y el domingo siguiente. Twitter Turismo Villena. Nos despedimos animando a todos a disfrutar de las comodidades de subirse al tren y os invitamos a mirar billetes de tren y hoteles en la web de rumbo para disfrutar de estupendos viajes este 2017.