Las construcciones de Irlanda más deslumbrantes

La isla esmeralda está formada por dos naciones cuya belleza natural enamora a quien la recorre. Sus parajes naturales desprenden tonalidades verdes, ocres, celestes… que contrastan con las variopintas edificaciones que se encuentran en sus dominios. Asimismo en el entorno urbano construcciones con siglos de historia o modernos homenajes tampoco dejan indiferentes a los visitantes. Por lo tanto, son dignas de ser conocidas y esta es la misión de este artículo: mostrar algunas de las construcciones más deslumbrantes de Irlanda. Se extienden por todo el país, fueron levantadas con motivaciones distintas y podría decirse que, en algunos casos, están en las antípodas. Como Brú na Bóinne, un espectacular conjunto prehistórico en el valle del Boyne, sin olvidarnos de las catedrales dublinesas, de las fábricas en las que comenzaron a elaborarse dos de las bebidas nacionales: la cerveza Guinness y el whiskey Jameson o del espectacular homenaje al Titanic en Belfast.

ESTE DE IRLANDA

Dublín, por sí solo, daría para un artículo que hablase sobre sus construcciones más notables. En este destacamos su Castillo, no solo una destacada fortaleza, sino un lugar con siglos y siglos de historia a sus espaldas. Acoge la ceremonia de posesión del Presidente de Irlanda, visitas de estado y actos oficiales. Imposible dejar pasar el Trinity College, la universidad más popular de la isla, que es un relevante complejo arquitectónico y que alberga en su interior El libro de Kells, un manuscrito ilustrado con motivos ornamentales, realizado por monjes celtas sobre el año 800 y considerado como la pieza principal del cristianismo celta.

Guinness Storehouse dublin
Guinness Storehouse en Dublín

Visitar la antigua fábrica de Guinness (Guinness Storehouse) es toda una experiencia: didáctica, divertida e interactiva. Su moderno interior respeta el espíritu de lo que fue el comienzo de la marca de cerveza. Algo similar ocurre con The Old Jameson Distillery, la antigua destilería de la marca de Whiskey. Además la ciudad tiene dos espléndidas catedrales: la más antigua, la Christ Church Cathedral, que data del siglo XI, en la que destaca su cripta que guarda sus tesoros, y St Patrick's Cathedral, del siglo XII, donde llama la atención la sillería, arcos y baldosas que decoran sus suelos. Aprovechando estas visitas puedes degustar estar cervezas y muchas más en los pubs típicos  aquí te ofrecemos un listado de los 10 pubs irlandeses que no debes dejar de visitar. En las cercanías de la capital de Irlanda, a unos 50 km al norte, se halla Brú na Bóinne, uno de los asentamientos prehistóricos megalíticos más importantes de Europa, designado por Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Consta de tres yacimientos arqueológicos: Newgrange, Knowth y Dowth, solo los dos primeros se pueden visitar. El complejo tiene gran relevancia astronómica. Newgrange es famoso por la alineación solar durante el solsticio de invierno cuando los rayos del sol entran a su cámara funeraria, iluminándola. Se puede considerar que es el observatorio solar más antiguo del mundo.

Newgrange irlanda
Asentamiento prehistórico de Newgrange

A unos 30 km de Dublín hacia el sur, aparecen los jardines más bellos de la isla y uno de los más hermosos en el mundo: Powerscourt House & Gardens. A los pies de las montañas de Wicklow, cuenta con una impresionante mansión cuya construcción original databa del siglo XIII, pero que ha sufrido cambios a lo largo de su historia. En esta vivienda rodó Stanley Kubrick “Barry Lyndon”, sin embargo solo se permite la visita a dos de sus salas. Sus jardines -italiano, japoneses, lago del tritón, cementerio de mascotas, fuente del delfín y amurallados- con 19 hectáreas son la joya de la corona y en el centro de la actividad turística, sin desmerecer que, en sus límites, se sitúa la cascada más elevada de Irlanda con 121 metros.

SUR DE IRLANDA

El principal centro poblacional del sur es Cork y en su parte norte llama la atención la iglesia de St Anne Shandon. Destaca su torre del siglo XVIII con dos caras levantadas en arenisca roja y las dos restantes en piedra caliza blanca. Su reloj se conoce como “El mentiroso de las cuatro caras”. Si se hace una ruta por el impresionante Anillo de Kerry aparecen vestigios de los primeros cristianos y esto nos lleva hasta Skellig Michael, una de las dos islas Skellig, que es patrimonio de la Humanidad de la Unesco por su complejo monástico del siglo VII que refleja el sobrio día a día de los monjes.

OESTE DE IRLANDA

Al norte de Limerick, destaca el castillo de Bunratty, del siglo XV, una espléndida muestra del periodo medieval. En el siglo XIX surgía el Folk Park, que reproduce la vida en Irlanda durante el siglo XIX y principios del XX con edificios que van desde las grandes casas de los terratenientes a los cottages de la clase más humilde.

Castillo Bunratty irlanda
Castillo de Bunratty

A unos ochenta kilómetro de Galway, el primer centro poblacional del oeste, no se puede dejar pasar Clonmacnoise en la orilla este del río Shannon y fundado en el año 545. Este conjunto en ruinas consta de una catedral –donde fue enterrado el último de los grandes Reyes de Irlanda, Rory O’Connor, en 1198-; siete iglesias, dos torres circulares y una impresionante y extensa colección de lápidas funerarias. En el interior del Parque Nacional de Connemara, se encuentra la abadía de Kylemore y sus jardines victorianos, una romántica construcción del siglo XIX que recuerda a los castillos de los cuentos de hadas. Desde 1920 es un convento de monjas benedictinas, aunque se puede visitar.

NORTE DE IRLANDA

En su capital, Belfast, merece la pena dar una vuelta por el barrio universitario y llegar hasta sus magníficos jardines botánicos inaugurados en el siglo XVIII y que disponen de un invernadero del siglo XIX que es toda una obra de arte. Su vecino es el interesante Museo del Ulster con una curiosa colección –joyas, ropas, instrumental, armas…- dedicada al naufragio de la fragata Girona, una de las integrantes de La Armada Invencible, que se produjo en las proximidades de la Calzada del Gigante –el principal reclamo del turismo de Irlanda del Norte. En esta misma zona es fácil localizar el pub más famoso de la ciudad y uno de los más bellos del mundo, The Crown Liquor Saloon. Decorado como un salón victoriano, está adornado con azulejos, vidrieras y relieves que le dan un aspecto recio y elegante. No nos podemos olvidar del moderno complejo Titanic Belfast, un espectacular monumento y museo de seis plantas que narra la historia del trágicamente célebre transatlántico. Se inauguraba en 2012, un siglo después del hundimiento.

Jardines botánicos de Belfast
Jardines botánicos de Belfast

Jardines botánicos de Belfast A poco más de 25 km de Belfast, se localiza la mansión Mount Stewart y sus jardines. Construida en el siglo XVIII, esta vivienda de estilo neoclásico dispone de una excelente colección de muebles y de obras de arte. El Rey Alfonso XIII era un invitado habitual en esta propiedad que maravilla con sus jardines de estilo español, italiano, del trébol, hundido y del dodo. ¿Te ha gustado? Imagino que sí, entra en nuestra web y buscar ahora mismo vuelos baratos que seguro que encontrarás y a disfrutar de este bonito viaje. Fotos | Elisa Blanco (Excepto la tercera)