Hermosas ciudades europeas siempre ofrecen al turista lugares diferentes para disfrutar de monumentos, plazas, rincones únicos, historia y tradiciones, o sea, todo lo necesario para tener una vacaciones perfectas.

Panorámica de Praga espectaculares los colores y las formas.

Hoy, desde Rumbo la propuesta es recorrer la mágica Ruta por las Ciudades Imperiales de Europa, un camino que incluye la posibilidad de descubrir maravillosos rincones. Se trata de ciudades que reciben miles de turistas cada año y cuyo mayor atractivo es su pasado histórico y cultural.

Viena, Praga y Budapest. ¿Nos acompañas a recorrer esta maravillosa Ruta de las Ciudades Imperiales?

Viena

Parlamento de Austria, Viena con su fachada neoclásica.

Comenzamos el recorrido de las Rutas por las Ciudades Imperiales visitando Viena una ciudad que enamora a todos los que la conocen.

Con un gran pasado histórico pero también con todo el ímpetu de una urbe moderna, Austria es definida como la capital cultural por ser la cuna de famosos compositores y maestros de la música como Mozart y Beethoven.

El recorrido incluye la visita a lugares como la Avenida Ringstrasse, la Puerta de los Héroes, el Parlamento, el Ayuntamiento, el Teatro Nacional, la Iglesia Votiva, la Casa de las Aguas y el Palacio de Beldevere, entre otros sitios que forman parte de la historia de Viena.

En la avenida Ringstrasse podrás visitar varios de los edificios más famosos de la ciudad como la Ópera Estatal de Viena y el Parlamento, además de estar allí el Museo de Historia del Arte y el Museo de Historia Natural.

Así, paso a paso podrás descubrir la majestuosidad que significó el Imperio Austrohúngaro reflejado en hermosos palacios como:

  • Palacio Hofburg
Palacio de Hofburg, edificio imperial de los Habsburgo.

Viena alcanzó su plenitud cultural, artística y monumental durante el siglo XIX, a pesar que su historia arquitectónica comenzó mucho antes con edificios emblemáticos como el Palacio Hofburg construido en el siglo XIII, sufriendo modificaciones durante la dinastía de los Habsburgo y a los emperadores de Austria y del Imperio Austrohúngaro.

En la actualidad el edificio es la residencia del Presidente de Austria y destaca por ser un gran complejo de gran riqueza artística y arquitectónica. Algunas áreas del palacio pueden visitarse. Una recomendación visitar el Museo de la emperatriz Sissi y pasear por las estancias reales que compartieron Sissi y Francisco José a fines del siglo XIX.

Enlace a la página web del Palacio de Hofburg en Viena.

  • Palacio de Schönbrunn


Otro de los palacios que forman parte de la Ruta por las Ciudades Imperiales es el de Schönbrunn, para visitarlo debes tomar el crucero que navega por el río Danubio. Maravilla de Viena, este palacio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y fue en el pasado la residencia de verano de la realeza austríaca.

El Palacio de Schönbrunn, que comenzó a construirse en 1559, es el de mayor tamaño de Viena y popularmente se lo conoce como el ‘Versalles de Viena’ que destaca por su decoración interior de estilo rococó vienés y sus impresionantes jardines.

Ver página web de El Palacio de Schönbrunn en Viena.

  • Palacio Belvedere

El Palacio Belvedere, alberga hoy varios museos y también un hotel pero lo que más llamará tu atención son sus maravillosos jardines diseñados en tres niveles y que sirven para unir todo el conjunto. Construido para cumplir la función de residencia de verano del príncipe Eugenio de Saboya.

El conjunto lo forman dos palacios y el punto más alto del jardín de tres niveles está situado en el Alto Belvedere, edificio principal del conjunto arquitectónico, mientras que el palacio de menor tamaña tiene una fachada más simple y en su interior puedes ver una exposición de obras de arte barroco.

  • Ópera de Viena

Construida bajo el mandato de Francisco José I fue construida para competir con la Ópera-Garnier de París. Inaugurada en 1869 presentando una obra de Mozart el edificio de estilo neorrenacentista, pero sufrió un cambio de estética después de estar cerrada desde 1945 hasta 1955. Puedes visitar la Ópera de Viena aprovechando los recorridos guiados y organizados en distintos idiomas.

Esta ruta turística culmina con una excursión a los bosques de Viena y una visita al Castillo de Liechtestein y puedes incluir en el itinerario una visita a Baden, una de las ciudades balneario más famosas de Austria.

Ver ofertas de vuelos a Viena y ofertas de Hoteles en Viena.

Praga

Puentes de Praga sobre el río Vltava

Praga, la capital checa, es la segunda ciudad que forma parte de la Ruta por las Ciudades Imperiales que incluye edificios históricos como el del Ayuntamiento con el famoso reloj astronómico, la iglesia de Nuestra Señora de Tyn, el Puente de Carlos, el Barrio de Malastrana y la Plaza de Wenceslao. Disfruta de Praga una ciudad que invita a sumergirse en un cuento de hadas imaginario.

Lo mejor es alojarte en alguno de los hoteles en Praga céntricos y recorras a pie la ciudad para disfrutar de sus encantadoras, plazas, calles y numerosos lugares históricos en los que abundan los palacios como en las otras ciudades imperiales.

Durante tu paseo por Praga podrás admirar el famoso Puente de Carlos y después recorrer la “Ciudad Vieja” con su emblemática plaza y el reloj astronómico que es único en el mundo.

El casco antiguo de Praga, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco incluye los barrios de Hradcany, Malá Strana, Staré Mesto y Nové Mesto, donde se encuentran la mayor parte de los monumentos y lugares de interés.

  • Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora de estilo gótico está en la entrada de la Ciudad Vieja y es uno de los símbolos representativos de la misma. Construida en 1475 era una de las trece puertas de la muralla fortificada por la que se accedía a la ciudad, un incendio la destruyó en 1541 y fue reconstruida durante el siglo XVII. Si accedes al interior de la torre podrás obtener magnífica vistas de la ciudad.

foto antigua de unapuerta de entrada a la ciudad, Puerta de la Polvora, de estilo gótica.

Junto a la Torre de la Pólvora puedes visitar la Casa Municipal considerado como el más destacado de los edificios Art Nouveau de Praga y con una indudable importancia artística e histórica ya que en 1918 fue el escenario de la proclamación de la independencia de Checoslovaquia.

Una bella fachada decorada con estucos y varias estatuas, además de un gran mosaico semicircular que se extiende sobre la entrada principal te sorprenderá cuando llegues a la Casa Municipal, mientras en el interior se encuentra la mejor sala de conciertos de Praga, coronada con una impresionante cúpula de cristal.

  • Castillo de Praga

Una fortaleza medieval considerada como la más grande del mundo, el Castillo de Praga construido en el siglo IX es el monumento más importante de la República Checa y está compuesto por un conjunto de palacios y varios edificios conectados por callejuelas.

Espectacular, Castillo de Praga, bien merece una visita,

En el recorrido por este conjunto edilicio podrás conocer la Catedral de San Vito, símbolo de Praga y de toda la República Checa, el Callejón de Oro con sus casitas de colores que fueron en el pasado el hogar de los orfebres y el Antiguo Palacio Real creado en el siglo IX, además de la Basílica y el convento de San Jorge.

  • Complejo Clementinum

El de Clementinum es el segundo complejo arquitectónico más extenso de la ciudad después del Castillo de Praga, originalmente fue la sede de un colegio jesuita y de una universidad.

Fundado en el siglo XI, fue ocupada la iglesia de San Clemente por los dominicos en 1232 quienes construyeron su monasterio pero en 1556 llegaron a Praga los jesuitas quienes compraron el edificio, comenzaron una ampliación que duraría casi dos siglos. En la actualidad funciona aquí la Biblioteca Nacional, pero también se ofrecen aquí conciertos de música clásica y órgano.

  • Plaza de Wenceslao - Ciudad Nueva
Plaza de Wenceslao, en el centro histórico de la ciudad, con el museo nacional allí.

En el centro de la Ciudad Nueva no dejes de visitar la Plaza de Wenceslao un lugar que ha sido muchos de los acontecimientos de la historia reciente de Praga.

De forma alargada la Plaza de Wenceslao mide poco más de setecientos cincuenta metros de largo por sesenta de ancho y rodeada de hoteles, restaurante y tiendas de moda, siendo el edificio más famoso que podrás conocer aquí como es el Museo Nacional de Praga que data de 1890.

Ver ofertas de vuelos a Praga.

Budapest

Imagen del edificio del parlamento húngaro en Budapest sobre el río Danubio.

El recorrido de la Ruta por las Ciudades Imperiales culmina en Budapest, esta hermosa ciudad húngara fuente de inspiración de muchos artistas. Separada por el río Danubio en dos grandes ciudades Buda y Pest. Hoy, ambas unidas conforman una de las más importantes capitales europeas, con una buena oferta de hoteles en budapest que te permitirá conseguir un alojamiento a buen precio y con excelente ubicación.

Bonitos y enormes puentes unen ambas orillas de la ciudad, Buda, la antigua sede real y también la zona más elegante, mientras que Pest representa el corazón económico y comercial. Recorrer las calles de Budapest repletas de historia y arte y descubre porque esta ciudad es conocida como "La Perla del Danubio".

Váci Utca y Avenida Andrássy son las dos calles más importantes de Budapest, la primera es peatonal y encontrar numerosas tiendas de recuerdos como también restaurantes, cafeterías y centros comerciales, mientras que en la segunda te llevará a lugares como la Plaza de los Héroes situada junto al Parque de la ciudad.

Si bien Budapest no tiene el mismo encanto de Praga alberga lugares y monumentos que le brindan un particular atractivo y que cuenta su historia y tradiciones.

  • Parlamento de Budapest

El Parlamento es el edificio más representativo de Budapest y uno de los más famosos de Europa. Construido entre los años 1884 y 1902, consta de más de seiscientas habitaciones y se encuentra dividido en diferentes estancias, destacándose la Sala de la Cúpula y la Antigua Cámara Alta.

  • Castillo de Buda
Castillo de Buda, antigua residencia de los reyes de Hungría en Budapest.

Una de las imágenes más famosas de Budapest es el Castillo de Buda conocido popularmente como el Palacio Real por haber sido la residencia de los reyes de Hungría.

En la actualidad puedes visitar el Castillo de Buda y conocer la biblioteca, la Galería Nacional y el Museo de Historia de Budapest. Un imponente conjunto, este castillo forma un majestuoso conjunto con el Puente de las Cadenas y no puedes perderte el espectáculo que brinda por la noche cuando está todo iluminado.

  • Bastión de los Pescadores
Espectular mirador en el Danubio, Bastión de los Pescadores.

En tu paseo por Budapest debes visitar el Bastión de los Pescadores un mirador situado en la colina de Buda, al oeste del Danubio desde donde podrás obtener maravillosas vistas de la ciudad.

La construcción del Bastión de los Pescadores fue concluida en 1902 después de casi veinte años de obras contando con siete torres que conmemoran las siete tribus fundadoras de Hungría.

  • Ópera de Budapest

Un hermoso edificio neo-renacentista, la Ópera de Budapest su construcción se realizó entre los años 1875 y 1884 y financiada por el emperador de Austria Francisco José I, pero con la condición de que el edificio no fuera más grande que la Ópera de Viena, algo que se cumplió.

En el exterior tendrá la oportunidad de admirar las esculturas de músicos y compositores famosos. Puedes hacer una visita guiada de una hora y conocer todos los secretos de este centro de la cultura.

  • Ciudadela de Budapest

Situada en el punto más alto de Budapest, La Ciudadela es una visita obligada sobre todo porque desde ella podrás obtener las mejores vistas de la ciudad. La fortaleza mide poco más de doscientos metros de largo y sesenta de ancho, mientras que sus muros alcanzan los 4 metros de altura.

Construida en 1854 por los Habsburgo fue utilizado como un edificio de vigilancia de ahí que existan tantos miradores, pero también puedes disfrutar del restaurantes y de unos puestos colocados a modo de mercadillo.

Ver ofertas de vuelos a Budapest y ofertas de Hoteles en Budapest.


Así culmina nuestro viaje imaginario recorriendo la Ruta por las Ciudades Imperiales, un itinerario que puedes hacer realidad en tus próximas vacaciones, una decisión de la que no te arrepentirás.

Contenido relacionado: 19 cosas que hacer en Praga en un fin de semana y 15 cafés históricos de Viena que te enamorarán y Qué ver en Budapest durante un mes.