Ciudades europeas que hay que visitar en 2015

Despedimos un año, el 2014, en el que los datos del turismo mundial hablan de recuperación y un aumento del 5 por ciento en el total de viajeros internacionales. Se espera que esta tendencia al alza se mantenga durante 2015 y, seguro que ninguno queremos quedarnos fuera de la estadística. Hay que pensar ya en los lugares que vamos a visitar este año. Al lado de casa o al otro lado del mundo, lo importante es disfrutar conociendo y descubriendo la magia que nos rodea.

Ciudades europeas que hay que visitar en 2015
Ciudades europeas que hay que visitar en 2015

Este es el año de Cáceres que ha sido elegida Capital Española de la Gastronomía 2015. El reconocimiento lo otorga la Federación Española de Hostelería y la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET), quienes han seleccionado a la ciudad entre otras cuatro finalistas: Cartagena, Huesca, Lugo y Valencia. Su excelente cocina es en realidad, un motivo más para visitar esta ciudad cuyo centro histórico, “La Ciudad Vieja” está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1986. Sus calles son un compendio de su historia, con una rica arquitectura que abarca los estilos románico, islámico, gótico y renacentista italiano. Un paseo intramuros nos descubrirá casas fortificadas, palacios y torres de gran belleza. Son muchos los monumentos que no debemos dejar de visitar en Cáceres, entre ellos la Concatedral de Santa María de Cáceres, la Casa de las Veletas del siglo XVI o la Torre de Bujaco. Si la visitas no dejes pasar la oportunidad de descubrir la riqueza histórica y cultural de su provincia. Cáceres cuenta con una interesante oferta de alojamientos tanto urbanos como rurales, y una fantástica oferta de restauración.

Mons en Bélgica
Mons en Bélgica

En Europa dos ciudades comparten en 2015 la Capitalidad Europea de la Cultura: Mons y Pilsen. La primera es un precioso municipio belga cercano a la frontera con Francia perteneciente a la región valona en el que este año se ha conmemorado el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial. Durante este año se sucederán los eventos y exposiciones artísticas que ayudarán a dar a conocer la ciudad para el resto del mundo. Pero no es el único motivo para visitar Mons ya que es un lugar que cuenta con tesoros que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. Hablamos del Campanario, único de estilo barroco en Bélgica, con 87 metros de altura. Conocido como El Catiau, fue construido en el siglo XVII en el lugar en el que había estado la Torre del Reloj. Es fácil de reconocer por sus muros en gres de Bray y el azul de la piedra de sus columnas y ornamentos. Junto a él se inaugurará este año un museo que nos descubrirá la historia de la ciudad y que cuenta con un ascensor panorámico que ofrece las mejores vistas del municipio. El Museo Doudou rinde homenaje a una tradición de Mons inscrita como Patrimonio Inmaterial, la Procesión del Carro de Oro. Esta fiesta religiosa se celebra desde hace más de 650 años y se compone de una procesión religiosa y el llamado Combate de Lumeçon entre San Jorge y el Dragón. Pero no puedes abandonar Mons sin acariciar la cabeza al mono del Ayuntamiento, el Mono Singe du Grand Gard, que según cuentan te concederá un deseo.

Pilsen en República Checa
Pilsen en República Checa

La otra Capital Europea de la Cultura, Pilsen, es mundialmente conocida por dar nombre a un tipo de cerveza. Situada en la región de Bohemia en República Checa, es la cuarta ciudad del país por tamaño y posee un interesante atractivo arquitectónico. Sus monumentos principales se encuentran en la Plaza de la República, conocida como la Reserva municipal de monumentos, y sus alrededores. Aquí podemos visitar la Catedral de San Bartolomé del siglo XIII que tiene la torre más alta del país con 102,6 metros y en cuyo interior se encuentra la Virgen de Pilsen, una conocida escultura gótica. Muy cerca la Gran Sinagoga de Pilsen, la más grande del país y la segunda de Europa, construida gracias a los donativos de la comunidad judía entre 1888 y 1892. Sin duda uno de los lugares que más turistas atrae en la ciudad es la Cervecería Pilsner Urquell en la que se organizan visitas guiadas. Su torre es uno de los edificios más representativos de Pilsen. Durante este año serán muchas las actividades culturales que se realicen en la ciudad, sin faltar las relacionadas con la cerveza. La ciudad pretende mantener su posición como destino cultural en el futuro. Busca los viajes más baratos para estos destinos en Rumbo.