Casarse en Las Vegas: qué hay que saber antes de dar el gran paso

El 1 de mayo de 1967, a las nueve en punto de la mañana, Elvis Presley y Priscilla contrajeron matrimonio en el Alladin Hotel de Las Vegas. Ella, con un vestido blanco inmaculado que la cubría de pies a cabeza; él, con un esmoquín brocado y, cómo no, botas de cowboy. La escena, de la que se conserva alguna fotografía de los enamorados, se ha convertido en todo un rito tanto para seguidores del mítico cantante como –especialmente, podríamos decir– para turistas que van de vacaciones a la ‘ciudad del pecado’ o para casarse en Las Vegas.

Lo cierto es que si el estadounidense levantara la cabeza puede que se llevara más de una sorpresa y volviera de donde se fue –no son pocos los que se siguen preguntando si Elvis sigue vivo…– al contemplar la diversa fauna que se jura amor eterno en esta rocambolesca urbe de Nevada (EE UU). ¡Y no son pocos! Según los datos oficiales que se manejan, cada año se celebran en Las Vegas más de 120.000 bodas… Estamos seguros que entre nuestros lectores habrá más de uno y de una que se lo haya planteado, ¡e incluso que haya hecho realidad esa fantasía!

bodas las vegas, casarse en las vegas
Foto: Lachlan Donald/ Flickr Licencia CreativeCommons.

Desde luego, hoy en día es un sueño al alcance de nuestras manos, pues se pueden encontrar magníficas ofertas de vuelos baratos a Las Vegas. Por poco más de 500 euros podemos sentirnos el Rey del Rock y su señora esposa al menos por 30 minutos aproximadamente, que es el tiempo que duran estas ceremonias, salvo que los futuros marido y mujer deseen contratar la capilla por más tiempo.

¿Qué es necesário para casarse en Las Vegas?

Al billete de avión hay que sumar ‘algo’ más. Ten a mano una calculadora y suma entre 150 y 300 dólares, que es lo que cuesta ponerse delante del oficiante: el coste de casarse en Las Vegas depende de si optamos por un evento tradicional, incluyendo el uso de la capilla, tener testigos (si viajáis solos, se pueden ‘contratar’), flores, fotógrafo y recogida del hotel en limusina. Se pueden añadir otros muchos detalles: que sea un doble de Elvis el que os case, darse el ‘sí, quiero’ en el Valley of Fire, impresionante parque estatal, el más grande y antiguo de Nevada, junto al lago Mead, llegando a la ceremonia en helicóptero… y así todo tipo de caprichos e ideas a cuál más inverosímil que aquí, en la ‘ciudad del pecado’, pueden hacerse realidad.

¡Aquí todo vale! TODO –y ponemos mayúsculas intencionadamente– está permitido en las cientos de capillas que hay por toda la ciudad. Por lo general, los grandes hoteles cuentan con las suyas y se suele dar la posibilidad de celebrar bodas temáticas o bien de optar por algo más tradicional, tanto religiosas como civiles. La ‘reina’ de todas ellas es la rebautizada como ‘Planet Hollywood’ que no es ni más ni menos que la original, donde el Rey del Rock dejó la soltería (la citada ‘Alladin’).

casarse en las vegas
casarse en las vegas

Por último, un aspecto que seguro os estaréis preguntando… ¿Y el idioma? ¿Es necesario saber inglés para poder enterarte de que estás jurando amor eterno a tu chica/o? Tranquilidad, que no cunda el pánico, pues suelen tener personas que hablan varias lenguas extranjeras, entre ellas el español.

Teniendo esta información en cuenta, esperamos que seáis muchos los que os atreváis a dar el paso. Y no nos referimos a pasar por el altar, que ciertamente ya tiene mucho de ¿valiente?, sino a hacerlo o repetir momentazo y casarse en Las Vegas, cual Elvis y Priscilla Presley. San Valentín –que ya casi está aquí– y Año nuevo suelen ser las fechas más demandadas. Solo queda ya empezar a ensayar la pose, ‘Elvis’ del mundo, y entonar ese tema tan conocido que decía “Love me tener, love me sweet. Never let me go. You have made my life complet, and I love you so”…

¡Y que vivan los novios!


Fotos: Destacada, imagen de Natalia Menezes/ Foto del texto de Lachlan Donald. Ambas publicadas en Flickr bajo licencia CreativeCommons.