5 ciudades muy románticas

Decía Rick Blaine en Casablanca que siempre nos quedará París, pero eso es porque no había viajado tanto como nosotros. En Italia, Egipto o la India también hay ciudades universales del amor, y han acogido historias que resultan igual de pasionales e incluso eternas. Sin desmerecer a la ciudad de las luces, adalid de las parejas de enamorados y viajes de luna de miel, hoy queremos proponeros una lista de ciudades mágicas y emblemáticas que han dado cobijo a las más grandes historias de amor. Porque los más bellos romances necesitan de preciosos marcos para que su legado sea eterno. Verona. Ninguna historia es tan sangrante, tan dolorosamente apasionada como la de Romeo y Julieta. Tan internacional. Tan anclada en nuestra memoria que la ciudad que la acoge ya ni siquiera es Verona, y ha pasado a ser bautizada por los turistas como la ciudad de estos amantes. Romeo y Julieta son el símbolo universal del amor, desafiando al mismísimo Cupido. Los recovecos de su historia aparecen en cada rincón de la ciudad, y podemos visitar desde el balcón de Julieta a la supuesta casa de los Montesco, que sólo podremos vislumbrar por fuera. Pero esta pequeña ciudad situada entre colinas es mucho más que una triste historia truculenta, y en ella podemos descubrir toda una serie de monumentos históricos. Desde testigos de la época romana como el anfiteatro o los dos portones romanos (Porta Borsari y Porta Leoni) a la Plaza delle Erbe, donde sus estructuras se entremezclan con delicados edificios renacentistas. Verona ha sido reconocida por la UNESCO por ser un «ejemplo sobresaliente de una fortaleza militar, habiendo conservado un destacado número de monumentos de la antigüedad, los periodos medieval y renacentistas». Si vas a Verona no olvides visitar el Castelvecchio, un conjunto fortificado perfectamente conservado que además alberga uno de los mejores museos de Italia.   Florencia. Cuna del renacimiento y del amor de Dante por Beatriz, Florencia ha visto en sus calles crecer a más artistas, intelectuales y científicos que cualquier otro lugar del mundo. Es Patrimonio de la Humanidad y no sólo por su elegancia o por su nutrida historia, sino porque entre sus calles florecen incontables monumentos medievales y renacentistas: la cúpula se Santa María del Fiore, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio y museos como el Bargello, los Uffizi o la Galería de la Academia. Si quieres revivir esta historia de amor cortés es visita obligada la pequeña iglesia de Via Santa Margherita, donde se dice que Dante quedó prendado de Beatrice con tan sólo nueve años. A partir de ese momento, su amor duró para siempre incluso a través de vidas que se obligaron a vivir por separado. Miguel Ángel, Petrarca, Boccacio y la familia Médici son sólo algunas de las personalidades que han compartido gentilicio con Dante. Se dice que su amor por Beatriz era puramente simbólico, una representación de los sentimientos más puros.

Florencia
Florencia

Agra. Nunca antes el dolor de un amante había desembocado en algo tan bello y tan grandioso, digno de convertirse en una de las siete maravillas del mundo como es el Taj Mahal. Y es que, la historia de Shah Jahan y de Mumtaz Mahal es una oda al amor intemporal. El que fuera emperador (o llamado “rey del mundo”) erigió uno de los monumentos más fastuosos de la época moderna para que la mujer que más amó descansase eternamente. Entre la leyenda, la historia y el misticismo, se dice que 1.000 elefantes cargaron con el más fino mármol de Rajastán para cubrir las paredes del inmenso Taj Mahal. Jade y cristal de la China, turquesas del Tíbet y lapislázuli de Afganistán representan el amor más portentoso de la historia. Pero esta antigua capital del imperio mogol esconde mucho más que el Taj Mahal. Agra acoge, tras la sombra del titán de mármol, vestigios de culturas lejanas, como la Tumba de Itimad-ud-daulah (por cuyos jardines corren monos), El Mausoleo de Akbar, el Fuerte Rojo o los preciosos jardines Ram Bagh.

Taj Mahal
Taj Mahal

Alejandría. Situada al norte de Egipto, fue fundada por Alejandro Magno ya en el año 331 a. C. , y se convirtió rápidamente en el centro cultural del mundo antiguo. Además, fue escenario de uno de los romances más pasionales e intensos de la historia, donde el amor fue cuestión de inteligencia, poder y fuerza. Como los pilares de los dos grandes imperios que se enfrentaron con la delicadeza de dos amantes: Marco Antonio y Cleopatra. Su trágico romance acabó truncado por el asesinato de él y el suicido de Cleopatra. Con su historia de amor murió un imperio, pero no por ello la belleza de Alejandría. "La perla del Mediterráneo" ha sabido conjugar a lo largo de la historia tantos imperios, religiones y costumbres que han derivado en lo que conocemos hoy: la ciudad más cosmopolita de Egipto, que alberga todavía ese espíritu culto surgido de su histórica biblioteca.

alejandria
alejandria

  Teruel. Si hay una historia de amor que por legendaria se pierda en la historia, esa es la de los amantes de Teruel. "Tonta ella y tonto él" reza el dicho popular, pero este relato podría considerarse más trágico e inmortal, si cabe, que el de Romeo y Julieta con el cual es comparado. Dentro de su recinto amurallado, esta ciudad aragonesa vio cómo Isabel y Juan Martínez se prometían estando fuertemente enamorados. Pero él tuvo que marchar a la guerra y ella casarse con otro hombre durante su ausencia. Al volver, Isabel, fiel a su nuevo marido, le negó un beso rogado, y Juan cayó muerto al momento. En su entierro ella no pudo evitar besar sus fríos labios, sellando la leyenda con la muerte repentina de la joven. Hoy les podemos ver descansando juntos bajo unas magníficas esculturas de Juan de Ávalos. Su mausoleo descansa adosado a la Iglesia de San Pedro, símbolo distintivo del mudéjar aragonés. Pequeña y profundamente histórica, Teruel es una de las ciudades más hermosas de España y destacado representante del arte mudéjar en nuestro país. La torre de El Salvador, la Escalinata Neomudéjar, La fuente del Torico o los aljibes subterráneos son monumentos que no puedes pasar por alto si visitas la ciudad de los amantes.