15 lugares de España para visitar en otoño

Los doce meses del año componen una paleta de colores única. Y si ya llegó el momento de dejar atrás el blanco de la arena y el azul de las playas, el otoño viene cargado de amarillos, marrones y rojos que pintan una naturaleza nueva y acogedora.

Nuestro país es, posiblemente, uno de los mejores lugares para apreciar el cambio de estación, y prueba de ellos son los siguientes 15 lugares de España para visitar en otoño con los que superar el verano y abrirse a nuevas sensaciones.

Te acercamos a visitar bosques de cuento y montañas de colores que van desde la épica Navarra hasta la calidez canaria. ¿Te apuntas?

1.-Reserva Natural Integral de Muniellos (Asturias)


Campos asturianos en otoño, naturaleza pura.

Asturias es sinónimo de una naturaleza que se torna aún más mágica cuando entra el mes de octubre y los bosques de Muniellos nos invitan a perdernos por sus secretos. Nada mejor que explorar entre sus hayas, abedules y robles (el de aquí, es el mayor robledal de toda España) hasta alcanzar el río de Narcea.

Bosques de colores, luminosidad y ardillas traviesas que nos incitan, tras una larga caminata, a refugiarnos en pueblos como Cangas de Narcea y entregarnos al calor del orujo y las fabas.

Reserva un hotel en Asturias y descubre su otoño.

2.-Parque Natural de Gorbeia (País Vasco)

¿Os gusta Tim Burton? Entonces no podrás resistirte a los bosques del Parque Natural de Gorbeia. 20 mil hectáreas de bosque entre Álava y Vizcaia donde, al caer el otoño, las hayas, frescos y álamos adquieren tonos rojizos, se dejan vestir por la niebla y evocan uno de los escenarios más fantasiosos de nuestra geografía.

3.-Parque Natural de Urbasa – Andía (Navarra)


Parque natural de Uradasa, bosque y hayedos

Más de 20 mil hectáreas conforman uno de los parques naturales más espectaculares de España. Su origen kárstico, producido por el hundimiento de las placas tectónicas, dan como resultado un paisaje de hayas, tejos y arces entre los que destacan dos árboles concebidos como monumentos naturales del parque: el Tejo de Otsaportillo, ubicado en la Sierra de Urbasa, y la Haya de Limitaciones, en el Monte Limitaciones. Todo un espectáculo.

4.-Selva de Irati (Navarra)


Selva de Irati con la hoja de haya caida en Navarra, Pirineos.

Navarra nos enamora en otoño, y para otro ejemplo la belleza del segundo bosque caducifolio más grande de Europa solo por detrás de la Selva Negra alemana. El mayor bosque de hayas y abetos de nuestro país se reparte, a su vez, en diferentes reservas naturales: Lizardoia, designado patrimonio de la Humanidad, Mendilatz, más rocosa, y Tristuibartea, donde los robles cierran este mundo de ensueño.

5.-Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca)

El segundo parque Nacional más antiguo de España justo por detrás de Los Picos de Europa se ubica en la provincia de Huesca y continúa imbatible como uno de los destinos otoñales más visitados de nuestro país. Una porción del Pirineo Aragonés famoso por sus enormes cañones de los que brotan cascadas, y parajes otoñales de hayas simplemente espectaculares.

6.-Valle del Ambroz (Cáceres)


Bosque en Hervás- Cáceres- con sus castañares

Si el Valle del Jerte se convierte en la joya primaveral de Cáceres, el Valle de Ambroz es la estrella de los viajes otoñales. Hervás, el pueblo ubicado a las faldas del valle se convierte en el pistoletazo de salida a un mar de castañares como el Gallego o el Castañar del Duque, los cuales se tiñen de colores rojos, marrones y amarillos cuando se acerca finales de octubre. 

Una zona que no desmerece jornadas de buena gastronomía, rutas de senderismo y actividades para toda la familia enmarcadas dentro de la conocida programación de Otoño Mágico del Valle del Ambroz.

7.-Sierra de Albarracín (Teruel)



Cascada de San Pedro en la Sierra de Albarracín

El mayor orgullo de la provincia de Teruel se viste de colores cada otoño para encandilar al visitante con sus vistas y sendas. La Sierra de Albarracín encuentra en lugares como Noguera de Albarracín o La Peña del Castillo perfectos miradores desde los que contemplar los robles teñidos de verde, amarillo y rojo mientras el sonido del primer tramo del Tajo (no hay que olvidar que Albarracín es la zona con más manantiales de España) nos sume en el santuario otoñal perfecto.

¿Buscas despertarte entre colores en un hotel en la sierra de Albarracín?

8.-Castañar del Tiemblo (Ávila)

Si dejamos Madrid atrás en dirección a Ávila, Castilla se pierde en el rumor de sus castañares. Bosques donde la lluvia de castañas se convierte en una realidad y los colores se apoderan de bosques envolviendo pueblos como El Tiemblo, la perfecta antesala de esos parajes de fantasía ideales de culminar con un buen chuletón rociado de vino tinto.

Aquí tienes un link para que puedas ver la oferta hotelera en el Tiemblo.

9.-Jardines de Aranjuez (Madrid)


Imagina un paseo por este otoñal parque en Aranjuez

Madrid es una ciudad ideal para disfrutar el otoño: el bullicio de sus teatros, las cafeterías de moda o parques como El Retiro o Casa de Campo que comienzan a mostrar diferentes colores al acercarse octubre. Pero si lo que buscáis es desconectar de la gran ciudad, la coqueta Aranjuez ofrece desde el encanto de su Palacio Real hasta estancias tan legendarias como los jardines de El Príncipe, El Retiro o la Isla. Paseos que se tiñen de rojo y ocre y te invitan a recorrer sus fuentes, colores y secretos.

Escápate este otoño y alójate en un hotel en Aranjuez a un precio estupendo.

10.-Parque Natural del Montseny (Barcelona)

Cataluña es una de las mejores comunidades a las que acercarse en otoño gracias a su gran variedad de espacios naturales: el preludio a los Pirineos catales que conforma el Parque Natural de Cadí-Moixeró, la belleza del Valle de Arán, los aires de kayak y bohemia del Cap de Creus pero, especialmente, el Parque Natural del Montseny

Un bosque que representa la perfecta transformación de bosque mediterráneo al alpino entre rutas por su hayedo y embalses mágicos a tan solo 50 kilómetros de Barcelona.

11.-Viñedos de La Rioja


Viñedos teñidos de otoño

Puede que existe una opción igual o incluso mejor que beber vino a la hora de acercarnos al mayor tesoro de La Rioja: ver sus viñedos teñirse de los colores otoñales. Además del disfrute que supone un paseo entre parras para los amantes del turismo enológico, los viñedos más famosos de España cuentan con lugares como la cascada de los Navares, los viñedos de Nájera o los bosques de robles de La Rioja Alta ideales de conocer en bicicleta.

Aquí una selección de hoteles en La Rioja.

12.-El Hayedo del Retaule (Castellón)

El hayedo más próximo al Mediterráneo de toda España cabe encontrarlo en la reserva de Les Fagedes dels Ports, en Castellón. Una zona de caminos sinuosos, cuevas misteriosas y fuentes escondidas que conducen al Hayedo del Retaule, el más espectacular de todos los de esta reserva y donde hayas de más de 300 años extienden sus enormes raíces.

13.-Parque Natural Sierra de Cazorla (Jaén)


Parque natural Sierra de Cazorla en otoño

El parque andaluz que sedujera a Féliz Rodríguez de la Fuente se convierte en un obligado otoñal no solo por sus colores y contrastes, sino por la actividad de su vida animal. La berrea de los ciervos en época de apareamiento, las ardillas trepando por los árboles, los zorros que vienen a buscar comida al borde del camino o el avistamiento del famoso quebrantahuesos convierten cualquier ruta por las profundidades de Jaén en todo un desafío para los sentidos. No te pierdas una visita al Parque Natural de la Sierra de Cazorla.

14.-Granada


Vista de Granada 

Si existe un buen motivo para visitar la bella Granada en otoño es la ausencia de calor. También el encanto y fresquito que acompañan cualquier ruta por el barrio del Albaicín (donde cobijarse en un buen bar de tapas está justificado), o perderse por el cerro de la Sabika rumbo a la Alhambra. Pero si aún os puede la nostalgia del verano, nada mejor que asomarse a unos Jardines del Generalife que siempre evocan ese exotismo imperecedero durante los 365 días del año.

Mira aquí en que hoteles en Granada puedes alojarte.

15.-Fuerteventura (Canarias)


Fuerteventura bella todo el año, espectacular en otoño

Y ya que nos ponemos a hablar de veranos eternos, ¿por qué no dejarse caer por Canarias? El archipiélago de las Islas Afortunadas ofrece temperatura cálidas durante las casi 52 semanas del año en forma de playas volcánicas, volcanes indómitos y pueblos blancos. Un mosaico de sensaciones que Fuerteventura, la más desértica de las Canarias junto con Lanzarote, representa como ningún otro lugar de nuestra geografía. 

Ver viajes a Fuerteventura


Contenido relacionado: 8 viajes baratos para este otoño y qué hacer en otoño en Madrid